Feliz Blog Action Day 2009

Ahora viene la noche, intacta y sosegada, a posarse en medio de éstos asuntos. Trae su lentitud de siglos, su oscuridad silente que puede acompasar la reflexión que a veces falta; un nuevo paisaje donde hacer doblegar la vanidad y el ruido. Y se posa en el teclado que ahora acaricio, junto a los llbros que exhiben los estantes; entre el paréntesis de éste transcurso fugitivo que, sin remedio, también será historia pasada en la propia biografía.

Atrás quedan rostros que tienen profesionalizado el gesto, palabras manidas de un viejo guión que se repite, cacofonías inmutables con las que a veces se quiere vivir por siempre de las rentas. Dejamos atrás la frase no significativa que se expande en el aíre sin el cariz profundo de las cosas importantes; y el declive imperturbable de seguir corrientes incuestionables, siempre que sea en nuestro propio beneficio. Dejamos atrás el cumplido recibido, la mansa y floja mueca que resbala por un pómulo, la trivialidad enorme, el fuego de artificio. Atrás queda el equilibrio neutro y sin ideología que pervierte la realidad y escatima injustamente su intención de modificarla; la mirada que no ve, sino, que mira, con esa desgana enorme que puebla de hastío las retinas.

Es hora de actuar y de comprometerse, de hacer entre tod@s un mundo más creativo y agradable. Una pequeña acción; modesta, si se quiere, pero entrelazada a otras muchas que, a la larga, harán un río de intenciones para desembocar en virtudes cívicas que nos conmemoren. Se trata de inmiscuirse mucho más en los asuntos de tod@s, hacer un planing de vida más pública, solidaria, volcada hacia fuera porque lo externo lo requiere. Es tiempo de valores, de un humanismo ancho y sin ambajes, de aplicarle poesía a la vida, máxime cuando es irrepetible y transitoria; dotarla, pues, de radical contenido. Llega el momento de responsabilizarse del entorno, de hacer nuestra la lucha justa y solidaria de los otros, ejercitar un fondo común de la vivencia, ir celebrando conjuntamente el siglo.

Hoy se celebra el BLOG ACTION DAY, un evento anual que convoca a bloggers de todo el mundo para hablar del mismo problema y en el mismo día. Una iniciativa planetaria. Un solo día, un solo tema. Miles de voces. Una oportunidad para conmemorar que aún estamos vivos y, por lo tanto, otro mundo es posible desde las iniciativas comunes para llevar a cabo. Merece la pena, pues, inmiscuirse en éste reto universal que a tod@s nos concierne, ya que nos jugamos la propia iniciativa de dotar con mayor dignidad al ser humano. La aventura no es baladí, ni es una iluminación escueta y pasajera de unos cuantos: se trata de una labor común, mancomunada y solidaria.

En esta ocasión es el cambio climático, la intención de frenar la cosmofagia a la que, de seguir por éstos derroteros, nos veremos abocados. Pero también son las guerras, el hambre inmoral que pasea a nuestro lado, las inundaciones y todas las injusticias destacables para que, de ellas, no se haga caso omiso. Una visión global, desde lo local, para dotar de otro significado a la geografía de las cosas.

Y ahora, conforme van finalizando las palabras puestas con corazón a todas estas líneas, me acuerdo de Paco Polo y su creatividad entusiasmada; o de Ana Aldea -me entero que le apodan, cariñosamente, la canija, y no porque precisamente sea pequeña su altura moral- con sus ganas de hacer y su trabajo incansable; o de Estefanía Suárez, quien la última vez vino a saludarme con la mirada limpia de las personas nobles y el gran trabajo que ella realiza desde la Sectorial de Participación Ciudadana, en cuyas señas de identidad el socialismo destila parte de sus no pocos valores.

Por tanto, merece la pena seguir avanzando en éstos caminos de progreso. Hay motivos para creer en ellos. Feliz día, pues, mestizo y globalizado.

Be Sociable, Share!

Compártelo
¡Cuéntalo! ¡Menéalo!
FacebookTwitterGoogle+Compartir